ATE Filiales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Este jueves restituyen los restos de Luis Arturo Franzen y Manuel Parodi Ocampo

44 años después de ser asesinados por la dictadura militar, los cuerpos de Luis Arturo Franzen y Manuel Parodi Ocampo serán finalmente restituidos a sus respectivas familias,  tras permanecer durante décadas sepultados con identidades cambiadas.  El acto de restitución de los restos se iniciará mañana a las 10 hs en el cementerio La Piedad de Posadas. La  CTA Autónoma de Misiones y sus gremios de base ATE y UTEM acompañarán toda la ceremonia, considerada como un acto de reparación en el marco de la larga lucha por Memoria, Verdad y Justicia.

Manuel Parodi Ocampo y Luis Arturo Franzen fueron dos de los presos políticos misioneros   ejecutados el 13 de diciembre de 1976 en la Masacre de Margarita Belén (Chaco). En el hecho, presentado como un intento de fuga por parte de las autoridades militares, fueron asesinadas al menos 22  personas, de las cuales 4 aún se encuentran desaparecidas.

En el caso de Parodi y Franzen, si bien los militares formalizaron la entrega de los cuerpos a sus familiares lo hicieron en un clima de terror y hostilidad, en el cual se les prohibió a las y los deudos verificar la identidad de los cuerpos que recibieron.

En ese contexto se sepultaron los cuerpos en el Cementerio La Piedad.  Años después, la familia Parodi trasladó los que creía que eran los restos de Manuel al Cementerio Parque Tierra de Paz. 

Sin embargo, siempre hubo dudas sobre la identidad de los restos, las que crecieron tras confirmarse que ya había ocurrido en la provincia la entrega de un cuerpo distinto al que se informó.  Se trata de Carlos Alberto Duarte, otro de los misioneros asesinados en Margarita Belén. En el 2010 el  Equipo Argentino de Antropología Forense, a pedido de su familia,  determinó que los restos sepultados en el Cementerio de Puerto Esperanza,  no corresponden a Carlos, cuyo destino es desconocido hasta ahora, así como la identidad del cuerpo que fuera entregado a su familia. Desde ese entonces Carlos Alberto Duarte está declarado desaparecido.

Arturo y Manuel

En el año 2017 el Equipo Argentino de Antropología Forense extrajo muestras óseas de los cadáveres sepultados por las familias Franzen y Parodi, y pudo determinar en base a los cotejos que realizó que efectivamente los cuerpos entregados estaban cambiados. Los restos de Arturo fueron entregados a la familia Parodi Ocampo y los del Manuel fueron entregados a la familia Franzen.   

El acto de restitución de mañana consistirá en retirar del Cementerio La Piedad los restos de Manuel Parodi Ocampo, sepultado bajo el nombre de Arturo Franzen y llevarlo a la parcela de la familia en el Cementerio Parque Tierra de Paz. Una vez allí, se retiraran de ese lugar los restos de Arturo Franzen, que serán trasladados al Cementerio la Piedad.  Este acto simple de justicia y reparación se realizará a escasos tres días de que se cumplan los 44 años de la mayor masacre de presos políticos perpetrada por la dictadura militar en el nordeste argentino.

Graciela Franzen, Secretaria de Derechos Humanos de la CTA Autónoma de Misiones e integrante de la conducción provincial de ATE será una de las oradoras. Graciela es además sobreviviente de la última dictadura militar, impulsora  de los juicios de lesa humanidad en nuestra provincia, y testigo varias causas que permitieron el juzgamiento de los represores en todo el país. Además es una de las incansables en la búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Últimas noticias
El Secretario General de CDP de ATE Misiones saliente, Jorge Koki Duarte, reflexiona sobre el cierre de su gestión, que se da en el
En la jornada de este viernes 6 de octubre por la mañana, integrantes del Frente de Trabajadores de la Educación en Lucha continuaron recorriendo
Este miércoles 27 de septiembre se reunió en el Ministerio de Ecología la Mesa Técnica a los fines de comenzar a trabajar la nueva