ATE Filiales

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

ATE ante las expresiones de la diputada Risko en el Congreso de la Nación

(Agencia de Noticias ATE Misiones). Desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE Misiones) expresamos nuestro repudio a la represión policial y violencia de género que sufrió en la provincia de Jujuy la diputada Mayra Mendoza (FPV), hecho de público conocimiento ocurrido esta semana, y que motivó, entre otras cosas, la intervención en el Congreso de la Nación, de la diputada nacional por Misiones, Silvia Risko (ex FPV-actual Frente Renovador de la Concordia), quien en su alocución, repudió la represión en Jujuy y soslayó que “en 12 años (de kirchnerismo) jamás se reprimió ni se golpeó a nadie”.

La aseveración de la diputada misionera, apela a la desmemoria y se contrasta fuertemente con la realidad de represiones policiales a la protesta social, ocurridas en nuestra propia provincia, y que a nuestra organización, la ATE Misiones y otras organizaciones, nos tocó padecer en todos estos años en que la diputada Risko fue funcionaria del gobierno provincial.

Durante su relato en el Congreso, la diputada Risko estuvo sentada al lado de su compañero de bloque, el también diputado nacional Jorge Franco. Ministro de gobierno durante los últimos años –y como tal responsable político de la Policía de Misiones- , Franco fue el brazo político ejecutor de numerosos episodios de represión a la protesta social, que terminaron con militantes heridos, detenidos, en algunos casos torturados y causas judiciales abiertas.

La política implementada por el gobierno provincial,entonces y ahora, evidencia en los hechos una profunda falta de garantías elementales para la ciudadanía y los movimientos sociales, en relación al cumplimiento de los Derechos Humanos.

Hay hechos puntuales que así lo demuestran Citaremos a continuación algunos de los más recientes.

En la localidad de San Pedro, el 9 de abril de 2013, un conjunto de fuerzas de seguridad desalojaron violentamente —incluso hiriendo a campesinos con balas de goma— a un grupo de familias productoras que ocupaban lotes en un paraje rural de la zona. Tras la represión, un grupo de colonos estuvo privado de libertad por 5 días, entre ellos 2 adolescentes. Denunciaron que mientras estuvieron encerrados, los policías les propinaron golpes de puño, agresiones físicas y verbales, torturas en los genitales, rotura de costillas, y les hicieron firmar declaraciones aunque varios de los detenidos no sabían leer. Tras la represión, se hallaron municiones de plomo de 9mm.

El 19 de junio de 2013, integrantes de la organización Quebracho, que participaron esa tarde de una marcha para pedir justicia por tareferos muertos en un vuelco de camión, fueron reprimidos y trasladados a la comisaría primera, de Posadas. Al recuperar la libertad, denunciaron haber sido ferozmente golpeados.

En 25 de noviembre de 2013, tres afiliados del Sindicato de Peones y Estibadores fueron detenidos durante una asamblea en el Mercado Central de Misiones, sin orden judicial. Actuaron la Brigada de Investigaciones de la UR–10, el Grupo de Operaciones Especiales e Infantería de Policía. En la comisaría 11º, fueron golpeados con saña y con las caras tapadas. Se les practicaron torturas varias, entre ellas, el submarino, práctica propia de la dictadura, que consiste en hundir reiteradamente la cabeza del detenido en un tacho de agua.

El 5 de marzo de 2014, un grupo integrado por Gendarmería Nacional, Policía de Misiones, el Grupo de Operaciones Especiales, Infantería y Bomberos de San Isidro, reprimió salvajemente una protesta social con metodología de corte de ruta, protagonizada por trabajadores estatales y docentes, en el puente Garupá, en proximidades a uno de los accesos a Posadas. Hubo decenas de heridos y 20 detenidos que fueron imputados por la Justicia Federal, configurando otro caso paradigmático de represión seguida de criminalización de la protesta social. Entre los detenidos, se encontraban varios integrantes del Consejo Directivo Provincial de ATE, entre ellos el actual Secretario General, César Fariña y la entonces Secretaria General de ATE Misiones, Nora Dedieu (quien terminó herida gravemente en uno de sus brazos). Por este hecho, 19 militantes se encuentran aún imputados en una causa judicial.

El contexto represivo en Misiones-del cual con sucesivos informes de nuestra Agencia de Noticias hemos dado cuenta este año- se complementa con detenciones arbitrarias, muertes en comisarías, apremios, espionaje y persecución a militantes sociales y jóvenes de barrios humildes.

Es por ello que nuestra organización enfatiza ante los hechos ocurridos en Jujuy y las posteriores declaraciones de la diputada nacional Silvia Risko, la necesidad de fortalecer la memoria sobre la violación a Derechos Humanos tanto en nuestra provincia como a nivel nacional, tanto en el pasado como en el presente. Repudiamos entonces, la utilización política, amnésica y oportunista de los hechos de represión policial y otras violencias contra los Derechos Humanos que observamos, persisten en la provincia y el país.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Últimas noticias
El Secretario General de CDP de ATE Misiones saliente, Jorge Koki Duarte, reflexiona sobre el cierre de su gestión, que se da en el
En la jornada de este viernes 6 de octubre por la mañana, integrantes del Frente de Trabajadores de la Educación en Lucha continuaron recorriendo
Este miércoles 27 de septiembre se reunió en el Ministerio de Ecología la Mesa Técnica a los fines de comenzar a trabajar la nueva